5 Leyes

  • Quinta Ley Biológica

    La Quintaesencia. Toda enfermedad es parte de un Programa Biológico Especial creado para asistir a un organismo (humanos y animales) ante una situación de shock inesperada.

    La enfermedad es la mejor solución que nuestro cerebro ha encontrado para una amenaza determinada en pos de la supervivencia de la especie, tras 4 mil millones de años de evolución. Durante todo este periodo la naturaleza se ha encargado, y lo sigue haciendo a cada instante, de perfeccionar los medios para la evolución. La vida es un medio para la existencia. Las enfermedades ya no podrán ser consideradas entonces como algo malo y maligno, sino más bien como programas sensatos y perfectamente contemplados por la Naturaleza, que brindan una oportunidad de supervivencia ante una situación de amenaza de la especie.

    Como partes de un Macro marco de referencia que nos contiene somos, sin dudas, eslabones en la cadena de un plan mayor, que tiene sus propios fines y ante el cual, nuestras intenciones individuales no rozan. No olvidemos que, como manifestaciones de la Naturaleza, no podemos escapar de las Leyes que la rigen. Las leyes biológicas son eso, Leyes. Y cuando uno se “enfrenta a una Ley, debe saber de sus limitaciones frente a ellas. ¡A nadie se le ocurriría tirarse de un décimo piso, creyendo que puede “violar” la Ley de la gravedad! Con los descubrimientos de Hamer es igual, ante estas Leyes somos insignificantes puntadas en la trama de la existencia. Pero, ¿podría el gran tapiz de la existencia ser tal, en ausencia de cada puntada?

    Hamer nos regala este maravilloso descubrimiento, afirmando que es la propia Naturaleza la encargada de asistirnos con programas especiales para garantizar nuestra supervivencia. ¿Cómo podríamos desafiarlas? ¿Cómo ser arrogantes ante ellas? Sin duda somos Naturaleza, pertenecemos a ella. La Naturaleza es el gran Organismo que nos contiene a todos, como una enorme telaraña donde se ha tejido la existencia y la Vida. De esto se trata el sentido que albergan estos Programas Biológicos.

  • Cuarta Ley Biológica

    El sistema ontogénico de los microbios y su rol beneficioso en la fase de reparación.

    Durante los primeros 2,500 millones de años, los microbios eran los únicos organismos que habitaban la Tierra. Eventualmente, los microbios habitaron gradualmente al organismo humano en desarrollo. La función biológica de los microbios era mantener los órganos y tejidos en un estado saludable. Durante todas las épocas, microbios como bacterias y hongos, han sido indispensables para nuestra supervivencia.

    Los microbios son nuestros aliados pues se ocupan de reparar daños en la fase de vagotonía. ¿Increíble verdad? Así sucede tras una orden cerebral que convoca a los hongos, virus y bacterias, solicitando su intervención en el proceso de reparación de los tejidos.

  • Tercera Ley Biológica

    El sistema ontogénico de los tumores y de las enfermedades equivalentes.
    Explica la correlación entre la psique, el cerebro, y el órgano dentro del contexto del desarrollo embrionario (ontogenético) y evolutivo (filogenético) del organismo humano. Muestra que ni la localización de los HH en el cerebro ni la proliferación celular (tumor) o la pérdida de tejido que siguen a un DHS son accidentales, sino que son parte de un sistema biológico inherente a toda especie.

    Existen dos posibilidades de comportamiento de los tejidos, dependiendo del área cerebral afectada por el shock biológico. En el denominado cerebro antiguo (Tronco cerebral y Cerebelo) se presenta aumento de función y proliferación celular en la fase de conflicto activo, mientras que en el cerebro nuevo (Sustancia blanca y Conrteza cerebral) observamos necrosis y ulceraciones en la fase de conflicto activo.

    Las tres capas germinales son endodermo, mesodermo (mesodermo nuevo y mesodermo antiguo), y ectodermo.

    Esta Ley permite ver el comportamiento sistémico del organismo en respuesta a las necesidades de re-adaptación biológica.

  • Segunda Ley Biológica

    Todo Programa Biológico Especial (SBS) se desarrolla en dos fases siempre que exista solución del trauma experimentado.
    Las dos fases del programa son la de estrés o de conflicto activo, que se denomina simpaticotonía porque entra en acción el sistema simpático, y la fase de reparación, que acontece luego de la resolución del conflicto y que se denomina vagotonía, porque entra en juego el sistema parasimpático (vago).

  • Primera Ley Biológica

    La primera Ley Biológica establece que lo que antes llamábamos enfermedad, ahora Programa especial de la Naturaleza con Pleno Sentido, tiene su origen en un evento particular, que es un shock inesperado, muy agudo, vivido en soledad y dramático, que ocurre simultáneamente en la PSIQUE, el CEREBRO y en el ÓRGANO correspondiente.
    Se trata de un trauma emocional que nos toma por sorpresa, que nos "agarra desprevenidos" y al que no sabemos qué resolución darle.

    En el preciso momento en el que la persona recibe este impacto inesperado, su sentir biológico pone en marcha uno o más Porgramas de supervivencia para asistirlo ante esta situación de shock.